Find best premium and free Joomla templates at GetJoomlaTemplatesFree.com

LaIglesia

Intendente Many 965- General Rodríguez. A MEDIA CUADRA DE LA ESTACIÓN DE FF.CC. Enfrente del predio de la Estación de Trenes (Lado sur). Buenos Aires - Argentina.
Click MAPA

Pastores

Pastores Pedro y Sandra Pacheco

Horarios

CADA DOMINGO POR LA MAÑANA 10 HRS. REUNION GENERAL (Palabra y Adoraciòn) ORACIÓN POR LOS ENFERMOS CADA MIERCOLES A LA TARDE 19, 00 HRS.
REUNION GENERAL(Palabra y Adoraciòn) ORACIÓN POR LOS ENFERMOS
En su Templo Propio de: Intendente Many 965- General Rodríguez. A MEDIA CUADRA DE LA ESTACIÓN DE FF.CC. Enfrente del predio de la Estación de Trenes (Lado sur). Buenos Aires - Argentina.
LA HISTORIA
Nació el 3 de septiembre de 1991 como iglesia, después que el Señor llamó a los Pastores Pedro y Sandra Pacheco a iniciar el ministerio, para el cual los había escogido. La congregación se inició con treinta personas, desde su comienzo el Señor habló diciendo que esa iglesia crecerìa y serìa de gran bendiciòn.

En el año 1995 cuando eran unas 300 personas en la congregación, el Espíritu Santo hablò al Pastor Pedro Pacheco de salir del ministerio en donde estaba, mantenerse en santidad y ministrar en la visiòn que Dios le habìa mostrado, comenzaron de nuevo, de abajo, con 30 personas que habìan entendido que este siervo de Dios tenìa un llamado a exaltar el nombre de nuestro Señor Jesucristo, pues muchas personas hambrientas y sedientas se acercaban al Señor buscando el toque del Espíritu Santo en sus vidas. Fue así como, de la sala de aquella casa en calles de tierra, con el espìritu de fe caracteristico en este siervo de Dios, la iglesia se trasladó al centro de la ciudad de General Rodriguez, Argentina, Pcia de buenos Aires, hasta llegar a comprar y construír su templo propio a media cuadra de la estación de General Rodríguez, en el año 2000.

Los Pastores y la congregación hemos decidido aceptar el reto puesto por Dios de alcanzar los medios de comunicación (Televisión, Radio, Internet y Periodicos) llegar a las multitudes perdidas y discipularlas hasta ganar Argentina y el mundo para Cristo. Hemos puesto en marcha el modelo que creemos enseña la Biblia para bendecir a cada persona y multiplicarnos, al cual hemos llamado Grupos pequeños. Estos grupos se encargan de liberar, salvar y rescatar a los perdidos.

LA VISION

El nos ha mostrado que la razón por la cual vivimos y no hemos sido aún llevados al cielo es porque debemos predicar para que más personas sean salvas. Vivimos porque Jesús entregó su vida por nosotros y hoy vive. Es por eso que los Pastores y nuestra congregación se han comprometido a ganar y discipular a los perdidos para Cristo.

El Modelo de Jesus

Jesús tuvo 12 discípulos, envió a setenta, estuvo con tres que eran sus íntimos, Pedro, Santiago y Juan. El Modelo de Jesús es más que un sistema de crecimiento, es un modelo que busca el apoyo y la bendiciòn hacia cada persona, a partir de que Dios me revelara esto, naciò el trabajo de los grupos pequeños, que se componen de una cantidad de personas determinada por Dios, que estàn dispuestos para salvar, liberar y rescatar a los perdidos y tener luego, compañerismo cristiano.

Y cumplir asì con este servicio de apoyar a las personas en tiempos de crisis y de bendiciònes. Estos grupos se convierten en la columna vertebral de la Iglesia. Se mueven ágilmente y eso les permite estar vinculados ràpidamente con la gente y asì ellos pueden expresar y compartir tanto sus crisis como sus bendiciones en las reuniones de grupos pequeños que se hacen una vez a la semana.



Grande pero pequeña
Todo esto ha hecho que la iglesia se dedique a trabajar esforzadamente en la visión de ganar Argentina para Cristo.
Semana a semana nos reunimos todos como congregación para tener un tiempo de celebración y Palabra, y todos los días en cualquíer horario, tenemos grupos pequeños en casas en los que se predica el evangelio y se forman discípulos.

Creemos firmemente que Jesús dijo que los campos (el mundo) ya están listos para la siega. Por ello nos dedicamos por el Espíritu Santo a cambiar a cada persona de uno que demanda a uno que ofrece. Trabajamos por ser una iglesia en la que cada miembro sea un productor y no sólo un consumidor, ya que lo que de gracia se recibe, de gracia se debe dar.

Creemos que con el poder del Espíritu Santo y el esfuerzo de todos nosotros veremos el anhelo de Dios y el nuestro ser una realidad: ¡Ganar nuestra nación y el mundo para Cristo!